Buscar

Cargando...

El anuncio de champú de Catherine

No me extraña que sonrías, Reina


La estrella hollywoodiense ha sido 'la elegida' para ser la auténtica vedette de la firma Lux, y ha rodado un spot de champú donde cada segundo que sale la actriz en pantalla, le ha sido remunerado con 4.200 euros.

El spot fue rodado en Praga y sin embargo, sólo se emitirá en los cines y televisores de China y Japón.

Durante estos siete minutos, Zeta-Jones da vida a una ladrona que roba de un labotario protegido por alta seguridad, un elixir precioso capaz de realzar la juventud y de transformar el pelo en el más bonito del mundo.En total, Zeta-Jones se ha embolsado la nada desdeñable cantidad de 1.764.000 millones de euros por esos siete minutos de rodaje.

Bueno, pues yo tengo el anuncio, y lo podéis ver a continuación. (El segundo vídeo es la short version del spot)








Dos preguntas:

¿Vale tanto la imagen de la actriz galesa o es una exageración?

¿Cuánto photoshop hace falta para que te dejen así el pelo?

6 personas fabulosas dijeron...:

Romantic Drama Queen

lo veo un dinero muy exagerado, pero tb opino lo mismo del de chanel de nicole kidman y de todos los anuncios carisimos en general

Cosas de Bea M

El mercado es el que manda, si ella pide y ellos le pagan...Es un poco de vergüenza ajena, viendo como está el mundo. Pero...
Saludos
http://cosasdebeam.blogspot.com

el blog de la esquina

Hola soy Mass de el blog de la esquina, sólo decirte que me he enmancipado y he creado un nuevo blog, que será mi casa a partir de ahora.
Te dejo la dirección:
wwwelrincondemarieta.blogspot.com, después de las www no hay punto, besotes MARÍA

Sandra

Hola! Pues si, es exageradísimo, pero mientras haya gente que lo pague las cosas seguirán igual.

A mi esta mujer me parece guapísima, pero el dinero que le han pagado es desorbitado.

Me gusta tu blog, besos!

Di

Yo tengo un pelo precioso, voy a llamar a los de Lux a ver si les intereso... jolín con la tarifa de la Zeta-Jones.

susana

No nos olvidemos de que en ultimo caso el que paga la publicidad es el cliente, osea, el que se lo gasta en el champú. Y aparte de que no se venda en España, pienso castigar a esta campaña y a las similares no comprando el producto.