Buscar

Cargando...

Eva Herzigova para Dom Pérignon



Ya hemos visto el spot dirigido por Karl Lagerfeld para Dom Pérignon, protagonizado por Eva Herzigova. Sin embargo, he querido poner las fotos, obra también de Monsieur Lagerfeld. Me parece que destilan glamour, lujo, belleza y que tienen también una luz fantástica, casi casi rosa, como el champagne, que las hace fabulosas.





¿Que os parecen?

Iconos de Moda; Parte 1

Ciertamente, hoy en día no es necesario recordar que vivimos en un mundo donde domina la imagen, pero no es un concepto nuevo. Ya los egipcios prestaban especial esmero a su imagen con pelucas postizas, khôl en los ojos y perfumes, por no hablar de la Francia de Luis XVI y la pasión por la moda de Maria Antonieta. Si nos fijamos bien en la historia, no es ella la única fashion victim, antes de que ese término fuera inventado, hay muchas más, como la emperatriz Sisi, que hasta padeció una enfermedad tan contemporánea como es la anorexia.




Vemos que la fijación por la imagen y el vestuario, pues, no es nada nuevo, sin embargo lo que marcó un hito en el mundo de la moda fue, sin duda, la invención del cine. El cine y la moda han estado ligadas desde entonces de manera indisoluble, y el efecto de lo que se veía en el cine tenía rápidamente cabida en la calle.

Durante la Época Dorada de Hollywood, las chicas imitaban los peinados de las actrices del momento, como Marlene Dietrich, Mae West, con su actitud de mujer fatal devastadora que podía enviar a un hombre a la perdición con una sola caída de pestañas.



Greta Garbo y sus heroínas trágicas también crea escuela, y la inspiración sobre ella aún perdura hoy en día.
¿Y qué podemos decir de la inolvidable Vivien Leigh y la estrecha relación con la moda de Escarlata O´Hara. El vestido de la fiesta en los 12 Robles, el que se hizo con las cortinas y el granate del cumpleaños de Ashley permanecerán para siempre en la memoria colectiva.
Al igual que Rita Hayworth y su Gilda, motivo inspirador recurrente a día de hoy (véase a Belen Rueda en la Gala de los Goya 2008), o la fantástica Verónica Lake.


No solo era la ropa lo que hacía suspirar a los espectadores, es el halo, la forma en la que te sientes, pues la clave de vestirse, por ejemplo, de Gilda, no es el hecho de vestirse en sí, sino el sentirte como una estrella de Hollywood, porque sin duda, la pantalla lo cambiaba todo.

Luego están los directores de cine, que en su universo han creado hasta una estética particular y característica, como Alfred Hitchcock. Sus personajes, pulcros, sobrios y elegantes, dieron otra dimensión a la imagen de Cary Grant, Tippi Hedren, Grace Kelly o Kim Novak. Por no hablar de su Rebeca, que dio nombre a la prenda que luce la protagonista.


Es fácil encontar modelos de mujer en el cine, no ocurre lo mismo con los hombres, o al menos, hasta que aparece Marlon Brando o James Dean. Los jóvenes adoptan las actitudes y formas de vestir de ambos actores, especialmente Brando en su papel de Un tranvía llamado Deseo. James Dean populariza la imagen de joven americano rebelde con vaqueros y cazadora de cuero.












La mujer, mientras, aparce con una imagen más adulta y madura, encarnada en Katherine Hepburn, cuyo estilo masculino y su forma de ser la convirtieron en una transgresora de su tiempo.



Surgen nuevos mitos como Marilyn Monroe, convertida en la mujer sexy por antonomasia de la historia del cine, y a la vez el icono de elegancia y charme por excelencia, Audrey Hepburn. Para los hombres, Marilyn es todo con lo que querían soñar, las mujeres adoraron el encanto de la chica de ojos grandes y aspecto frágil que tenía Audrey.




Posteriormente, Al Pacino en su papel de Michael Corleone nos da una imagen elegante nada parecida a la de un mafioso, sino a un hombre de negocios en toda regla, y Coppola fue acusado de dar una imagen muy amable y atractiva de lo que es la Mafia. Pero, al fin y al cabo, si de algo tienen fama los italianos, es de vestir bien, ¿no?. En la película sale una joven Diane Keaton, pero no es hasta Annie Hall cuando despunta como icono de moda atemporal.




Variedades

Pues sí, como que tengo varios temas pendientes que resuelvo en uno, así que es como las rebajas, compras un post y te llevas 4 o 5 para casa...

En primer lugar, sobre mi viaje a Túnez os diré que me gustó mucho y me lo pasé genial, y haré un post sobre ello pero cuando tenga todas las fotos y todo eso.

Ahora vamos a otros temas: por ejemplo, mi musa particular Rachel Bilson se ha puesto un mega flequillo y aún no se si me gusta, mona está porque ella es monísima, pero tal vez me gustara más antes...




En cuanto a los outfits, me ha encantado Natalie Portman en la presentación de The Other Boleyn Girl en Nueva York. Atent@s al tipo del vestido, es similar en el corte al lucido por Kate Moss y quedo destrozado, o al de Sienna Miller en los BAFTA.



Personalmente, me gusta más Natalie, para mi va perfecta; el pelo, el maquillaje, el vestido, es la esencia del glamour sexy pero sin ponerse años encima.




Por otro lado, la serie Gossip Girl continúa al alza, las nuevas aventuras de los Upper Eastsiders llegarán en Abril, en España ya se emiten por AXN en V.O.S., algo inaudito porque aquí todo lo doblan, pero el espaldarazo definitivo es salir en el próximo número de Vogue, puesto que es una serie tan ligada a la moda, pero no es habitual que en esta revista se hagan eco de series adolescentes, así que habrá que tomar nota...



En las fotos aparecen las dos protagonistas de la serie, Blake Lively y Leighton Meester.


Y por último decir que en mi ausencia, ha sido mi cumple, en concreto el día 21, y me hubiera gustado compartirlo con tod@s vostr@s, e invitaros a una gran fiesta, pero por obvios motivos geográficos no será posible, así que desde aquí os invito a un pedacito de tarta virtual, que me han enviado los chicos de Fabsugar, y además tiene la ventaja de que no engorda ;).



Óscars 2008

Bueno, querid@s, ya me tenéis de vuelta y con las pilas cargadas para no dejaros al menos en cuatro años más...y vuelvo, aunque sea con retraso, con la Gala de los Oscar 2008 y sus posteriores fiestas. Lo primero, un gran orgullo para España que nuestro Javier Bardem consiguiera el premio a Mejor Actor Secundario, por otra parte, un premio muy merecido. Resultó muy emocionante la dedicatoria a su madre Pilar, que os pongo a continuación.



Javier lució nuevamente fantástico vestido de Prada, para mí uno de los más elegantes de la noche.



Por ejemplo, Johnny Deep parece que lleva siempre el mismo Armani aunque si me gustó el Chanel Haute Couture de Vanessa Paradis.



En cuanto a las más jóvenes, me quedo con Ellen Page, en Jean Louis Scherrer Vintage, sencilla y elegante pero sin ponerse años encima; no como Miley Cyrus, que resultaba too much para mi, el vestido de Valentino, el pelo,...




En cuanto a las demás, como novedad vemos este año una abundancia de vestidos con un solo tirante, hay que apuntarse a la tendencia que viene pegando fuerte, por lo demás, los stapless de siempre, mayoría de vestidos largos y peinados estudiados, menos en el caso de Cameron Díaz, que parece que no tuvo tiempo de visitar a su peluquero, y eso deslució el Dior que llevaba.




A Penélope Cruz, de Chanel Haute Couture la vi bien, me gustó más el vestido del año pasado pero el peinado de este era mucho mejor, me gusta con el pelo suelto o semirecogido, le da una imagen mucho más racial. Por cierto que se adivinan unas mechas muy favorecedoras, asi que bien por Pe.




Heidi Klum , Anne Hattaway y Katherine Heigl apostaron por el rojo y dieron un toque glamouroso a la alfombra roja con sabor a otra época. La primera lució un John Galliano la segunda un Marchesa, la tercera se decantó por Escada.



Vi muy bien a Patrick y Jillian Dempsey, ambos de Versace.




Mi pareja favorita fue sin duda la formada por Harrison Ford y Calista Flockhart, una de mis favoritas con su Valentino Vintage.



Otras que se mantuvieron en su línea fueron Hillary Swank, de Atelier Versace, Jennifer Garner de Óscar de la Renta.




Y por fin mis favoritas; Jessica Alba de Marchesa, Cate Blanchett de Dries Van Noten, Marion Cotillard de Gautier Paris Haute Couture y Amy Ryan de Calvin Klein Collection.




Bueno, ¿y vosotros con cuál os quedáis?